Pudding de Chía

Pudding de Chía

Estoy muy emocionada de presentarte esta receta ya que se basa en un ingrediente del que estoy profundamente enamorada no sólo por sus grandes propiedades nutricionales, sino también por su trasfondo histórico: ¡Las semillas de chía! Las semillas de chía son uno de los superalimentos más populares hoy en día. Son originarias de México, históricamente utilizadas por los guerreros aztecas por sus grandes propiedades nutricionales como la alta densidad de nutrientes y el efecto de aumentar la energía. Fueron tan valoradas por los aztecas que también fueron utilizados como moneda de cambio. Chía significa “fuerza” en la lengua maya.

Las semillas de chía son ricas en fibra, proteínas, grasas omega-3, antioxidantes, vitaminas y minerales como calcio, potasio y magnesio. Entre sus principales beneficios para la salud se encuentran: Promueven una piel sana, reducen los signos de envejecimiento, benefician al corazón y el sistema digestivo, ayudan a tratar la diabetes, previenen algunos tipos de cáncer, promueven la salud dental, aumentan la energía, ayudan en la pérdida de peso. Con tantos beneficios para la salud, las semillas de chía son definitivamente un buen alimento para agregar a tu dieta!

Prueba esta receta fácil de preparar para el desayuno o como merienda cuando necesites un impulso adicional de energía entre tus comidas. ¡Buen Provecho!

Tiempo total: 15min / Porciones: 1

Ingredients

  • 1/4 taza de leche de coco (sin azúcar)
  • 1/2 taza de agua
  • 1 cucharadita de miel o estevia
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 1 cucharada de nueces picadas
  • 10 almendras
  • 1/2 taza de bayas congeladas (cualquier tipo dependiendo de disponibilidad y estacionalidad, fresas, frambuesas, arándanos, moras)
  • 1 kiwi (cortado en rodajas)

Directions

  1. Add chia seeds, coconut milk and water to a Mason jar or any container with a tight lid.
  2. Agrega las semillas de chía, leche de coco y agua a un frasco de cristal o cualquier recipiente con tapa.
  3. Revuelve los ingredientes y refrigera la mezcla durante la noche.
  4. Por la mañana, sirve la mezcla en un bowl individual y cubre con nueces, almendras, bayas y kiwi en rodajas.
  5. Ajusta el espesor del pudín con leche extra si lo deseas.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*