Cómo Reconocer y Cambiar Creencias Limitantes

Cómo Reconocer y Cambiar Creencias Limitantes

«Hasta que el inconsciente no se haga consciente,
el subconsciente dirigirá tu vida y tú lo llamarás destino.”
Carl Jung

Estudiar la dinámica de nuestra mente, nuestro comportamiento, y por qué hacemos lo que hacemos es algo que siempre me ha fascinado. Constantemente veo en mi práctica como health coach, e incluso en mi propia vida, cómo hay momentos en los que parece que a pesar de creer que sabemos lo que queremos y creer que sabemos cómo conseguirlo, de alguna manera no logramos avanzar y nos sentimos estancadas.

Hay algo que Tony Robbins llama “La ciencia para lograr objetivos” (“The science of achievement”), que es la idea de que para lograr lo que queremos, existe una serie de pasos que si seguimos cuidadosamente y aplicamos efectivamente nos ayudarán a conseguir lo que queremos. “El éxito deja señales”, dice Tony Robbins, “Las personas que siempre consiguen lo que quieren no es que tengan suerte, es que están haciendo algo diferente a los demás. Estas personas tienen estrategias que funcionan. De esta manera, si logras adaptar estas estrategias para ti e implementarlas, conseguirás los mismos resultados.”

Esto no quiere decir que todas debemos seguir exactamente los mismos pasos para lograr lo que queremos. Cada una somos diferentes, con personalidades únicas, aptitudes y valores únicos, queremos diferentes cosas en la vida y tenemos un concepto muy personal de lo que significa tener “éxito” en la vida. Sin embargo, lo mismo que con la alimentación saludable, a pesar de que cada una somos diferentes y respondemos de manera diferente a varios tipos de alimentación -por ejemplo, hay quien prospera siguiendo una alimentación vegetariana o vegana y hay también quien necesita de proteína animal para mantenerse saludable- aun así siguen existiendo una serie de “principios” que como seres humanos todas debemos seguir para asegurarnos una alimentación sana y balanceada, como son: Comer alimentos lo más naturales posibles (frutas, verduras, legumbres, semillas, nueces, granos integrales), reducir el consumo de alimentos procesados (harinas blancas, azúcar, sal y químicos añadidos), beber suficiente agua, etcétera. De la misma manera, aunque todas somos únicas y diferentes, siguen existiendo una serie de pasos que todas podemos seguir e implementar para lograr lo que queremos, como son: Tener absoluta claridad en cuanto a lo que queremos lograr, observar quien ya ha logrado aquello que queremos, estudiar qué estrategia ha seguido, adaptar esas estrategias a mi personalidad, valores, concepto de éxito, etcétera, e implementarlas.

Hasta aquí todo muy bien. Es reconfortante y satisfactorio saber que lograr lo que queremos es de hecho posible. Pero en este blog no me quiero enfocar en esas ocasiones en las que trabajamos por lo que queremos y lo logramos. Quiero hablar de las ocasiones en las que estamos trabajando por algo que queremos, y por más que lo intentamos, no vemos avances y nos sentimos estancadas.

Batallar en alguna área de nuestra vida es una señal de que existen creencias limitantes en esta área que nos están impidiendo alcanzar lo que queremos. ¿Cómo así? Pues verás, una creencia limitante es una creencia falsa sobre nosotras mismas que adquirimos como resultado de hacer una conclusión incorrecta acerca de algo que nos sucedió en el pasado. Por ejemplo, si de pequeñas tuvimos problemas para aprender en ciertas materias en la escuela y alguien, ya sea nuestros papás, profesores o incluso compañeros de salón, nos dijo que “éramos unas fracasadas”, desde ese momento adquirimos una creencia limitante sobre nuestra capacidad para tener éxito en la vida.

Los medios de comunicación, la sociedad, la religión, la cultura, nuestra familia y amigos, etc., todos estos factores tuvieron una influencia sobre lo que asumimos como cierto en nuestra vida. “La mujer no debe ganar más dinero que su pareja”, “Vivir de lo que te apasiona no deja dinero”, “Es necesario sacrificar todo para tener éxito”, “No soy suficientemente buena para..”, son sólo algunos ejemplos de creencias limitantes que podemos acumular a lo largo de nuestra vida.

El problema con las creencias limitantes es que son ellas quienes determinan nuestras acciones y, por lo tanto, los resultados que obtenemos en la vida. Se dice que aproximadamente el 3% de nuestros procesos mentales suceden a nivel consciente (pensamiento lógico, racional, fuerza de voluntad, determinación, etc.), y el restante 97% sucede a nivel subconsciente (nuestras emociones, recuerdos, el inconsciente y procesos automáticos y autónomos del cuerpo como digestión, respiración, etc.). Hay incluso estudios que sugieren que el poder de nuestro subconsciente es hasta un millón de veces más grande que el de nuestra mente consciente. Al encontrarse nuestras creencias limitantes a nivel subconsciente, por mucho que a nivel consciente quiera usar toda mi determinación, lógica, planificación y fuerza de voluntad para alcanzar cierto objetivo, si mis creencias limitantes no están alineadas con este objetivo, voy a estar luchando internamente contra prácticamente el 97% de mi capacidad – ¡una fuerza un millón de veces más grande que mi fuerza de voluntad y determinación! –  para conseguir mi objetivo. ¿El resultado final? Creo que ya puedes imaginarlo.

Esta es la razón por la que muchas veces a nivel consciente podemos estar trabajando por un objetivo como “bajar de peso”, y utilizamos toda nuestra fuerza de voluntad y determinación para conseguirlo, pero al representar éste sólo el 3% de mi capacidad, hay todavía un 97% de mi capacidad –mente subconsciente- que de tener una creencia limitante cómo “no soy suficiente o no merezco ser feliz”, estará haciendo todo lo posible por alinearse a esta creencia, por lo tanto, me encontraré saboteando todos mis intentos de alcanzar mi objetivo (no seguiré la dieta que me propuse, no haré ejercicio, comeré de más, etc.), y, al ver que no consigo mi objetivo, reforzaré mi creencia limitante “No soy suficiente o no merezco ser feliz”, convirtiéndose en una profecía autocumplida y en un ciclo que, de no hacer consciente y trabajar en él, seguiré repitiendo durante toda mi vida.

Y entonces, ¿Cómo podemos romper con estas creencias limitantes? Pues bien, la Dra. Catherine Collautt, psicóloga americana graduada de la Universidad Oxford y reconocida Coach de Manifestación, tiene un acercamiento sobre este tema que me encanta y quería compartir contigo. Cathy Collautt nos habla de la importancia de trabajar por alinear nuestro subconsciente con nuestro consciente de tal manera que podamos hacer uso del 100% de nuestra capacidad para lograr nuestros objetivos. Ella nos da 5 pasos que todas podemos seguir:

Paso 1. Identificar cuando haya alguna resistencia. Es importante actuar con humildad, compasión y mucha curiosidad. Hay sabiduría en mi resistencia, mi subconsciente tiene algo muy importante y válido que decirme. Pregúntate: ¿Cuál es mi creencia sobre este objetivo que tengo?

Paso 2. Indaga profundo por saber los detalles específicos. ¿Cuál es exactamente mi miedo, mi creencia o asociación con respecto a lograr este objetivo? Escucha con humildad y curiosidad las respuestas que recibas de tu subconsciente, hónralas. En palabras de Cathy Collautt: “Eso que normalmente asocias como “tú” (tu ego o mente consciente) está lejos de ser  lo más sabio dentro de ti.”

Paso 3. Establece la intención de trabajar con tu subconsciente, no contra él. Hazte una promesa: “Creo que este objetivo es bueno para mí, y te prometo que sólo lo perseguiré si es así, de lo contrario, lo dejaré.” Esto ayudará a disipar la resistencia creada por el subconsciente y ayudarlo a que se abra a la posibilidad de trabajar por tus objetivos.

Paso 4. Busca ejemplos ejemplares. Para cambiar tus creencias limitantes, será necesario buscar ejemplos, ya sea de personas conocidas o personajes famosos, casos ejemplares que le demuestren a tu subconsciente que no sólo es posible – ¡sino beneficioso! – lograr lo que quieres. En palabras de Cathy Collautt: “El subconsciente hará todo lo que le digas que es posible hacer.”

Paso 5. Consolida, fortalece tus nuevas creencias. Más que usar afirmaciones que suelen contener un elemento de duda, Cathy Collautt nos recomienda usar “recordatorios” que ayuden al subconsciente a recordar lo que hemos aprendido que es posible. Frases como: “Alcanzar mis objetivos es totalmente posible”. Podemos usar estos recordatorios tan a menudo como queramos, preferiblemente justo al despertarnos, antes de dormir y durante la meditación como mejores momentos para acceder al subconsciente.

¡Y esto sería todo! Como vemos, no se trata de “luchar” contra nosotras mismas por lograr lo que queremos. Se trata de aprender a conocernos mejor, nuestros miedos y creencias. Indagar profundo y alinear nuestro consciente y subconsciente por trabajar juntos por lo que queremos para nuestra vida.

Nuestras creencias tienen el poder de crear y el poder de destruir. Los seres humanos tenemos esta increíble capacidad de tomar cualquier experiencia en nuestra vida y darle un significado tal que nos desempodere o que literalmente nos salve la vida.” – Tony Robbins

Ahora cuéntame tú, ¿Has notado creencias limitantes en tu vida que no te permiten lograr tus objetivos? ¿Qué has aprendido de ellas? ¿Cómo lograste cambiarlas? Cuéntame en los comentarios abajo, ¡me encantará escuchar tu experiencia!

Con todo mi amor,

 

 

 

 

*Photo by Henri Pham on Unsplash
 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*